lunes, 21 de diciembre de 2009

Srîla Vishvanatha Chakravarti Thakura


Vida de Srîla
Vishvanatha Chakravarti Thakura

La historia de Sri Vishvanatha Chakravarti es conocida sólo entre los Gaudiya Vaishnavas. Ellos hablan de la excelencia sobresaliente en logros demostrada por Srila Chakravarti Thakura al examinar el Srimad Bhagavatam y el Bhagavad-gita, al igual que, acerca de su completo entendimiento de las opiniones expresadas por los Seis Goswamis en sus propios libros. Nuestro Thakura es el acharya, guardián y protector del período intermedio en el desarrollo histórico del Gaudiya Vaishnava Dharma.
Hoy en día, entre los Vaishnavas hay un dicho en relación a los tres libros más famosos de Chakravarti Thakura:
"Estos tres libros, Ujjvala-nilamani-kirana, Bhakti-rsamrta-sindhu-bindu y Bhagavatamrta-kana, son apreciados y utilizados por los Vaishnavas como su mayor riqueza"
En conexión a esto, también escuchamos el siguiente verso :
"Porque él les mostró a los vishva-vasis (residentes del universo material) el sendero del bhakti, es llamado Vishvanatha; y por estar situado entre el chakra (círculo) de devotos, a él se le llama Chakravarti"

Sri Vishvanatha Chakravarti Thakura nació en una familia de Brahmanas ubicada en el área de Radha-desa en el Distrito de Nadia en Bengal Occidental (Radha-sreniya-vipra-kula). De acuerdo con algunos, el usaba el seudónimo ‘Hari-vallabha’. Tenía dos hermanos mayores de nombres Ramabhadra y Raghunatha, durante su niñez estuvo en Deva-grama. Una vez terminados sus estudios en vykarana (gramática Sanskrita), se mudó a Saiyadabad-grama en el Distrito de Murasidabad, en donde estudió los bhakti-shastras (literatura sobre la devoción) en el hogar de su Guru, Sri Radha-ramana Chakravarti. Sri Radha-ramana Chakravarti era el discípulo de Sri Krishna-charana Chakravarti, quien a su vez era el discípulo de Sri Ganga-narayana Chakravarti (uno de los discípulos representantes de Narottama Thakura). Srila Vishvanatha Chakravarti Thakura compuso más tarde oraciones en Sánskrito describiendo esta sucesión discipular, entre muchas otras composiciones que podemos encontrar en su libro llamado Sri Stavamrta-lahari (Olas de oraciones nectáreas).

La fecha de su nacimiento.
Tratando de determinar el tiempo de vida de Chakravati Thakura, vemos que él establece al final de su Sri Krishna-bhavanamrta, que este libro fue terminado el día de la luna llena del mes de Phalguna, 1607 Saka (1685 A.D.) Este era el día conmemorativo de la auspicios a aparición de Sri Chaitanya Mahaprabhu en la luna llena de Febrero-Marzo. En el Sarartha-darsini, vemos que este tika fue escrito durante el mes de Magha, 1626 Saka (1704 A.D.). Por lo tanto, estimando que el momento de su nacimiento fue aproximadamente 1560 Saka (1638 A.D.) , y determinando su desaparición en 1630 Saka (1708 A.D.), podemos calcular que estuvo presente en este mundo durante 70 años. En ese lapso de tiempo, entre sus logros se encuentran: la defensa de la Verdadera Posición de Sri Narottama, el rebatir las falsas conclusiones de Rupa Kaviraja, el refutar la falsa casta de Goswamis, la Conquista de la Gaudiya Sampradaya en Jaipur y restablecer firmemente la filosofía Gaudiya y muchos otros.

Su primer viaje a Vrindavan
Antes de relatar este viaje a Sri Vrindavan, examinemos primero el estado en el que se encontraba el área de Vraja durante la época de Vishvanatha Chakravarti Thakura.: Cien años después de la desaparición de Sri Mahaprabhu, los Seis Goswamis empezaron a desaparecer uno por uno, volviendo a los eternos pasatiempos de Sri Vrindavan-Bihari y de esa manera difundiendo Su Gloria. Los muchos discípulos de Sri Jiva fueron los últimos en irse, abandonando la tierra al sufrimiento de las atrocidades causadas por los invasores carnívoros, los Musulmanes. Las tan agresivamente bárbaras conquistas de los musulmanes, duros de corazón, causaron que las prominentes Deidades de Vraja partieran del área para establecerse en otros lugares. El malvado líder Musulmán Samrat Aurangzeb, fue especialmente dañino para Vraja-dhama, pues destruyó el fabuloso templo de Sri Kesava-deva ubicado en el lugar de nacimiento de Sri Krishna en Mathura. Este templo había sido construido por Bundela-raja Singh a costo de millones de rupias. No obstante, la Deidad de Sri Kesavaji, logró escapar y fue llevada a Udaipur , en donde Él fue protegido en el templo de Nathdwar. Esto sucedió en el año 1670 A.D. Pero el sitio continuó; la barbarie de los envidiosos y malvados levantó puestos de guardia en las áreas de Gokula, Mahavana y Mathura, y así trataron de prevenir que otras deidades fueran transferidas a otras partes. De esta manera condujeron un movimiento masivo de terrorismo, desfigurando violentamente grandes templos, asesinando a sacerdotes, robando a los aldeanos y violando a las mujeres.
En este estado de gran calamidad , Vraja-dhama se tornó obscura, y las Divinas Glorias que eran abiertamente compartidas por los bienaventurados residentes de los bosques sagrados, gradualmente se fueron velando. Las deidades principales de Sri Govinda, Gopinatha, Madana-Mohana, Radha-Damodara, Radha-Vinoda y otras, todas lograron dejar Vraja para ir a residir a otros lugares. La opulencia majestuosa al extremo en Sri Vrindavan, que fuera tan ricamente establecida por los Gaudiya Vaishnavas, de repente estaba completamente devastada; y al dejar de manifestarse la divina opulencia del mundo espiritual, el poder e influencia de los Gaudiya Vaishnavas empezó gradualmente a disminuir. Al escuchar sobre esta desafortunada condición en Sri Vraja-dhama y entendiendo completamente la trastornada derrota de los pobres Vaishnavas, hubo solo un renunciante Bengalí, quien con intensa determinación resolvió firmemente enderezar las cosas; él fue nuestro Vishvanatha Chakravarti.
Vishvanatha viaja a Vraja..
Desde su misma infancia, en el corazón de Sri Vishvanatha estaba ya plantada la semilla de vairagya por la misericordia del Señor. En cuanto esa semilla germinó, su deseo de dejar todas las conexiones mundanas se incrementó mas y más. Aunque estaba haciendo mucho servicio en Saiyadabad al enseñar Sánskrito a los estudiantes, aun sentía un pizca de la fama mundana y adoración que se había ganado en conexión a esa escuela. Consultó con su hermano mayor, y pidió permiso para viajar a Vraja-dhama. Su Guru le dio sus bendiciones y así Vishvanatha se despidió de su madre y procedió felizmente en su camino. Al llegar a Vrindavana, Vishvanatha recibió un gran impacto, encontró que la divina opulencia del bosque sagrado ya no estaba presente como antes. Al notar esta desafortunada reversión en la devastada Vraja se sintió muy agraviado. Se percató de que era necesario restaurar el área a su previo esplendor y aceptó personalmente la responsabilidad de hacerlo a pulso. Deambulaba por toda Vraja tomando nota del extenso trabajo que tenía que hacerse, y se topo con un gran devoto Sri Mukunda Dasa quien vivía en el bhajan-kutir de Srila Krishnadasa Kaviraja en el Radha-kunda, se quedó ahí por algún tiempo. Tenía que consolar a Mukunda Dasa , quien sentía mucho dolor por la reciente desaparición de Srila Kaviraja Goswami. Mukunda Dasa trabajaba entonces en un libro sobre los pasatiempos de Krishna pero como se estaba haciendo viejo le pidió a Vishvanatha, con gran afecto, que lo terminara por él.
Haciendo el determinante voto de restaurar la morada sagrada a su virtud original, Vishvanatha siguió adelante, firmemente resuelto a involucrarse en la difícil tarea que enfrentaba, pero hubieron muchos obstáculos y retrasos frente a una cruzada tan solitaria. Entonces, sintió la necesidad de un asistente para que lo apoyara en tan gran responsabilidad. Pero ¿dónde se podía encontrar una persona tal? Contratar a un karmi a sueldo estaba descartado, no sólo por ser irónico, sino también, de alguna manera, una perturbación innecesaria. Sabiendo que el Señor de Vraja cumple todos los deseos, Vishvanatha confió en el misericordioso Señor para que hiciera lo necesario.

El compañero perfecto de Vishvanatha
Un día, otro gran vairagi llegó a Vrindavan. Siendo también vasto en materia del conocimiento sobre sisksa y diksa ( la verdad espiritual y la iniciación), parecía ser el compañero ideal para Vishvanatha y consideraron de inmediato, trabajar en equipo para empezar el enorme reto de restablecer Vraja-dhama y regresarla a su estado original. El nombre del recién llegado era Baladeva Vidya-bhusana.
Sri Baladeva Vidya-bhusana era muy docto en el nyaya-shastra (las escrituras de la lógica), y en compañía de Sri Vishvanatha, unidos conferenciaron y predicaron muy entusiastas sobre los libros de los Goswamis, siempre esforzándose en hacer resaltar la divina gloria de la morada sagrada que había sido velada. Hacía solo 150 años que Mahaprabhu había danzado y deambulado por estos mismos bosques, y Él mismo había redescubierto el Sri Radha-kunda y otros lugares sagrados. Más tarde, comisionó a los Seis Goswamis para que siguieran adelante redescubriendo los tirthas y que escribieran muchos libros describiendo las glorias trascendentales del Sri Vraja-lila. Ese servicio fue también desarrollado por Sri Narottama, Srinivas, Syamananda y otros, quienes elevaron la bandera de la victoria, anunciando la gloriosa distribución del néctar de prema a todas las almas. Pero gradualmente ese néctar decreció y otras calamidades, como la invasión Musulmana, atentaron con la amenaza de hacer desaparecer completamente la sucesión discipular. Aunque todos los obstáculos materiales del mundo no les hacían nada al Bengalí renunciante, Vishvanatha y su compañero asceta de Orisa, Baladeva –juntos, una vez más, abrieron la reserva de amor extático por Dios, causando con ello, que la corriente de néctar continuara emanando ilimitadamente.
Los esfuerzos combinados de estos dos grandes devotos hicieron maravillas a corto plazo. Trabajaron sin descanso para restaurar la majestuosidad de Vrindavan, y fueron testigos de cómo regresaba la previa gloria al área, además de el poder y la autoridad de los Gaudiya Vaishnavas, los cuales también magníficamente regresaron. Después de poner en orden los asuntos de Sri Vrindavan, Vishvanatha recibió una carta de su Guru, ordenándole regresar. Dejó a Baladeva Vidya-bhusana a cargo de los Vaishnavas, y Vishvanatha viajó de regreso a Gauda-desa, ahí visitó a sus muchos discípulos. En especial, pasó algún tiempo con Jaganatha Vipra y con su joven hijo Narahari Chakravarti (quien más tarde fuera el autor del Narottama-vilasa y otros libros de la historia Gaudiya Vaishnava), fue a visitar a su discípulo escolar Sri Krishnadeva Sarvabhauma (autor del famoso comentario sobre su libro Sri Krsna-bhavanamrta). Durante esta breve visita a su lugar de origen, su Guru le ordenó a Vishvanatha también, que pasara la noche con su hermosa esposa Vibha (ya que antes había dejado su hogar sin siquiera hacerle compañía). Por lo tanto, Vishvanatha cumpliendo con su deber, fue a su hogar y pasó la noche con ella, pero toda la noche la pasó leyendo el Srimad Bhagavatam y temprano por la mañana, rápidamente, partió. ¡Tales son las actividades de una gran alma!
También durante este tiempo, Sri Radha-ramana le pidió a Vishvanatha que hiciera una copia para él, del Srimad Bhagavatam. La historia es bien conocida que, donde quiera que Vishvanatha se sentaba a escribir, no sólo era automáticamente resguardado del ardiente sol, sino también protegido contra las lloviznas. Aun durante los efusivos aguaceros , las gotas de lluvia simplemente caían al rededor del bienaventurado y absorto Vishvanatha por todos lados, sin tocarlo ni a él, ni a sus manuscritos.
En relación a esto hay una historia, relativamente reciente en tiempo, referente a esta cualidad única de impermeabilidad, de los libros de Vishhvanatha. Había un gran devoto de nombre Siddha Krishnadasa Baba que vivía en la aldea de Govardhana a principios del siglo XVII. El era autor de muchos libros Gaudiya Vaishnavas como el Prarthanamrta-tarangini, Sadhanamrta-chandrika, Gutika, Nandisvara-chandrika, Bhavana-sara-sangraha, Gaura-govinda-archana-paddhati, etc…En una ocasión Krishnadasa tuvo un ataque de éxtasis y cayó a las aguas del sagrado lago Manasi-ganga en Govardhana. Permaneció bajo el agua durante tres o cuatro días, y finalmente emergió con un manuscrito del Srimad Bhagavatam escrito por Srila Vishvanatha Chakravarti Thakura mismo y este estaba… ¡tan seco como se puede estar! De esta manera, hay muchas historias maravillosas en conexión con las grandes almas, tales como Sri Vishvanatha Chakravarti. No es nada fuera de lo común que sucedan milagros en las vidas de los exaltados sirvientes del Señor.

Su Darshan personal con Sri Radhika en un sueño.
Hay una agradable historia de cómo Vishvanatha recibió en un sueño una visita personal de Sri Radhika Misma: Residía felizmente a las orillas del mas sagrado lago del universo, Sri Radha-kunda, Srila Chakravartpada y siempre se mantenía bienaventuradamente ocupado en la composición de sus libros. Pero un día, mientras reunía información para compilarla en su libro llamado Mantrartha-dipika (Una antorcha Iluminando el Kama-gayatri Mantra), se encontró con un cerco filosófico que lo hizo tropezar, causándole mucha ansiedad por varios días.
Estaba ocupado colectando citas del Rasilasa-tantra, el Gautam-iya-tantra, el Brhad-gautamiya-tantra, el Sanat-kumara-samhita y otras raras escrituras enfocadas al kama-bija y el kama-gayatri. Pero al consultar el Chaitanya-charitamrta de Srila Krishnadas Kaviraja en referencia a Sri Krishna como la personificación del kama-gayatri-mantra, una misteriosa discrepancia se hizo presente. Esta descripción de Sri Krishnadasa (C.c. Madhya-lila 21.125-130), otorgada por Sri Caitanya Mahaprabhu en Sus instrucciones a Srila Sanatan Goswami, establece que el kama-gayatri-mantra consta de veinticuatro y media sílabas, correspondientes a cada una de las veinticuatro y media lunas presentes en el cuerpo de Sri Krishna. Estas lunas son: Su rostro, Sus mejillas, Su frente, Su tilaka, Sus diez uñas de las manos y Sus diez uñas de los pies. Enumerando las sílabas del mantra, Vishvanata llegó a la conclusión de que eran veinticinco en vez de veinticuatro y media, sin importar cuantas veces las contaba y las volvía a contar. Al quedar extremadamente intrigado, consultó muchas escrituras como los Puranas, varios antiguos libros de gramática, el Vedanta, los tantras, y el alankara shastra, sin encontrar la clave para esta discrepancia. Aun mas, por leer todas esta escrituras, únicamente se le hizo mas obvio que este mantra verdaderamente sumaba veinticinco sílabas. ¿Cómo iba a resolver este rompecabezas incomprensible?
Entonces, escudriñó en el extático libro de gramática de Srila Jiva Goswami lleno de los Sagrados Nombres de Krishna, el Sri Hari-namamrta-vyakarana, pero fue inútil. Frenéticamente buscó en el Radhika-sahasra-namastotra que se encuentra en el Brhan-naradiya-purana, pero en este leyó un verso que dice que uno de los Nombres de Sri Radhika es "Pancasad-varna-rupini" (Aquella cuya forma está compuesta de veinticinco sílabas); esto sólo fortaleció su perplejidad y duda. Su mente se tambaleaba con preguntas; ¿Podría Krishnadasa Kaviraja haber cometido un error? ¡No, eso es imposible! Él ha compilado el Veda del Sri Chaitanya-lila justo como Vyasadeva compiló los Vedas. Krishnadasa está ciertamente en el absoluto conocimiento de las conclusiones de los Goswamis, y se ha llenado definitivamente hasta derramar, con el néctar de prema, el cual fue otorgado de un modo tan magnánimo por Sri Gauranga mismo. Por lo tanto, no puedo creer que haya cometido, ni aun el más mínimo error, pues Él no está sujeto a cometer tales faltas materiales comunes de la ilusión, errores, etc…
Así, nuestro pobre Vishvanatha luchó con este asunto contemplando todos los puntos de vista concebibles. Aun sin encontrar solución , se sentó a las orillas del Sri Radha-kunda, renunciando a todos los esfuerzos para mantener su cuerpo y preparándose para abandonar su vida. Estaba realmente afligido, porque pensó que si no podía ni siquiera percibir las sílabas del mantra correctamente, entonces , ¿cómo podría del todo, percibir al Señor de Señores, Quien es adorado a través de este mantra?
Así se sentó inmóvil hasta llegar la noche, habiendo rechazado todo alimento o bebida y preparándose para ayunar hasta morir. Pero un poco después de la media noche, de modo involuntario, se quedó dormido…….. de repente, contempló la mas admirable visión en su sueño, vio la magníficamente hermosa forma de su mas adorada Sri Radhika aparecer en medio de la mas indescriptible, colorida áurea refulgente de fino esplendor divino. Su Forma Suprema de gracia femenina y dulzura era abrumadora y Vishvanatha trató de retener las lágrimas de éxtasis que amenazaban con obstruir su visión en el sueño. Ella empezó a hablar y se dirigió a él muy personalmente por su nombre, al igual que por el seudónimo que había adoptado en sus años tardíos.
Ella dijo: "¡Oh,, Vishvanatha! ¡Oh,, Hari Vallabha! ¡por favor levántate! Ya no te lamentes mas. Aquello escrito por Krishnadasa Kaviraja es verdad. ¡El también es Mi asistente confidencial y sabe todo acerca de Mis mas secretos humores internos! Por favor que no te quede duda sobre esta declaración..
Este es el mantra para Mí adoración; y en efecto pueden conocerme por las sílabas de este mantra. Sin Mí misericordia nadie puede aprender nada sobre el misterio de estos asuntos.
La solución a la cuestión de la media sílaba, se encuentra en el libro conocido como Varnagama-bhasvadi. Viendo este libro, Sri Krishnadasa Kaviraja ha escrito lo que ha escrito. En él, es dicho que la letra ‘ya’ a la cual le sigue la letra ‘vi’ ( como en las palabras kamadevaya vidmahe) es considerada como una media sílaba. De acuerdo a que esto recae sobre la frente de Sri Krishna, en la progresión sistemática de las sílabas. Esto es, porque su frente tiene la forma como el halo de una media luna. Y todas las otras letras del mantra son sílabas completas, por lo tanto son lunas llenas.
Ahora, por favor escucha, después de despertar, sólo haz referencia a ese libro y compila toda esta evidencia para el beneficio de otros."
Desapareciendo tan de repente como había aparecido, Sri Radhika dejó de esta manera, la visión del dormido Vishvanatha. Al terminar así su sueño, al instante despertó y llamó en gran éxtasis : "¡Ha, Radhe! ¡Ha, Radhe!". Había obtenido el darshan de su amada Dueña y Señora, un extraordinario y deleitable trato que cambiaría su vida drásticamente. En adelante, fue capaz de completar su inconcluso trabajo Mantrartha-dipika y sus nuevos escritos se tornaron aún mas infundidos de divina shakti. Sintió que había sido finalmente aceptado por Sri Radhika entre Su propia familia de sirvientas confidenciales y sus escritos reflejaban ahora tal realización.. Continuamente adorando su deidad de Sri Gokulananda a las orillas del Radha-kunda en la manera más bienaventurada y absorta, trabajó en clásicos como Sri Krishna-bhavanamrta, Sankalpa Kalpa-druma, Prema-samputa y otros. Así saboreó las nectareas dulzuras del amor extático mientras escribía libros sobre los eternos pasatiempos de la sagrada morada de Vraja. De este modo pasó mucho tiempo profundamente sumergido en la grandeza bhajanananda.

Su Residencia en Sri Vraja-mandala.
Por la misericordia de su maestro espiritual, Srila Vishvanatha Chakravarti Thakura vivió en muchos diferentes lugares dentro de Vraja-dhama y ahí compuso variadas literaturas trascendentales. La mayoría de estos libros son, hoy en día, muy difíciles de encontrar; no obstante, algunos pocos de ellos son bien conocidos y considerados como la supremamente honorable riqueza de los Gaudiya Vaishnavas.
Algunas veces Srila Chakravarti Thakura vivió en Sri Govardhana, algunas otras a las orillas del Sri Radha-kunda, algunas veces en Sri Yavata y otras en Sri Vrindavana dentro de las inmediaciones del templo de Gokulananda. Sus movimientos de aquí para allá se hacen evidentes y claros en las declaraciones al final de sus libros.

Srila Vishvanatha Chakravarti Thakura escribió muchos libros. En seguida una lista de algunos que ha sido posible localizar.

1.- "Sri Krishna-bhavanamrta" (Néctar de las meditaciones en los pasatiempos diarios
de Sri Krishna).
2.- "Samkalpa Kalpa-druma" ( El Árbol de los deseos en la Firme Determinación).
3.- "Camatkara-candrika" (Un Rayo de Luna de Asombro Puro).
4.- "Prema-samputa" (El Alhajero del Amor).
5.- "Vraja-riti-cintamani" (La Piedra Preciosa de la Vida en Vraja).
6.- "Gauranga-lilamrta" (El Néctar de los pasatiempos diarios de Sri Gauranga).
7.- "Caitanya-rasayana" (El Tónico Nectáreo de Sri Caitanya).
8.- "Raga-vartma-candrika" (Un Rayo de Luna que Revela el Sendero de la Devoción
Espontánea).
9.- "Madhurya-kadambini" (Una Hilera de Nubes de Dulzura).
10.- "Aisvarya-kadambini " (Una Hilera de Nubes de Majestuosidad).
11.- "Ujjvala-nilamani-kirana" (Un Rayo del Libro de Sri Rupa Goswami "Ujjvala-
nilamani").
12.- "Bhakti-rasamrta-sindhu-bindhu" (Una gota del Néctar del Océano de la
Devoción).
13.- "Bhagavatamrta-kana" (Un átomo del Libro de Sri Rupa Goswami "Laghhu-
bhagavatamrta")
14.- "Gaura-gana-svarupa-tattva-candrika" (Un Rayo de Luna que Revela la
Verdadera Identidad del los Asociados de Gaura)
15.-"Rupa-cintamani" (La Piedra Preciosa del la Belleza Corporal de Gauranga).
16.-"Ksanada-gita-cintamani "(La Piedra Preciosa de Canciones para ser Cantadas
durante la Noche).
17.- "Mantrartha-dipika" (Una Antorcha que Ilumina el Kama-gayatri Mantra).
18.- "Stavamrta-lahari" (Ola tras Ola de Oraciones Nectáreas).

Logra el Maha-samadhi
Adorando a Sus Señorías de Vrindavan de día y de noche, la brillante estrella que fue Vishvanatha Chakravarti gradualmente se esconde en el horizonte y así deja su cuerpo en el Sri Radha-kunda, causando de esa manera, que la noche obscura de su separación sea sentida por todos los Vraja-vasis Vaishnavas. Al saber que se ha ido a servir a su amada Divina Pareja, los residentes de Vraja celebraron un festival en honor a Vishvanatha. Por que realmente había partido en un momento auspicioso en la celebración igualmente auspiciosa del día Sri Vasanta-pancami (El día del Festival de Primavera de Sri Sri Radha-Krishna), el cual es el quinto día de la brillante luna creciente en el mes de Magha (Enero-Febrero). Después, su cuerpo fue puesto en samadhi en Pathara-pura (Pratap-bazar) de Vrindavan., pero actualmente, su samadhi se encuentra en las inmediaciones del templo de Sri Gokulananda, junto a los samadhis de Sri Lokanatha Goswami y Sri Narottama Dasa Thakura.

Conclusión
Srila Vishvanatha Chakravarti Thakura siempre será recordado en el círculo de Vaishnavas por sus valiosas contribuciones al cuerpo de literatura Gaudiya Vaishnava y por haber levantado a la Sampradaya entera, la cual se había extraviado después de la partida de Jiva Goswami. De hecho, desde Sri Jiva, no se ha reconocido en el parampara, a otro genio tan elevado como Vishvanatha, ya que almas de este calibre son, en efecto, muy, muy extraordinarias. Se sostienen como único; en su visión de largo alcance, su insondable comprensión de los más profundos significados del lenguaje Sánskrito, su extenso estudio de la historia, filosofía y conocimiento espiritual, su extremadamente brillante talento y erudición poética, sus cualidades supremamente devocionales, su profundo entendimiento del rasa-tattva y su soberbio liderazgo de la comunidad Vaishnava durante su tiempo.

" A aquel quien fue un constante residente de Sri Radha-kunda, supremamente puro, radiante en el círculo de santos sabios, abrumado con el avesa (empoderamiento) de Sri Rupa Goswami,, honrado por los grandes devotos del Señor Hari, siempre sumergido en el océano de extático prema, benditamente afortunado, constantemente empeñado en la adoración al hijo de Nanda Maharaj, contado respetablemente entre los grandes bhaktas, previamente absorto en escribir (en la forma de Srila Rupa Goswami) tantos libros que tratan sobre las más brillantes dulzuras del amor conyugal , yo adoro a Sri Vishvanatha"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada